La Unión de Empresarios de Automoción de Cataluña sigue celebrando encuentros periódicos con los talleres de las distintas comarcas catalanas, el último de ellos en Vilassar de Dalt, al que fueron convocadas las empresas especializadas en reparación y mantenimiento de automóviles de la zona del Maresme. Fue Carles Torras, secretario general de la entidad, el encargado de exponer temas relacionados con la normativa de consumo y las garantías en las operaciones de los talleres.

Además, Torras dedicó su intervención a hablar sobre la influencia de la economía sumergida en el sector, centrándose especialmente en los positivos resultados obtenidos con la colaboración de la Guardia Civil que, a través del Seprona, es, según el responsable, una de las instituciones con las que más apoyo se ha contado desde el principio para hacer frente a esta lacra.

La segunda parte de la jornada se centró en reivindicar la figura del empresario y su esencia. En concreto, Domingo Comas, presidente de Unión de Empresarios de Automoción, subrayó que la problemática del día a día de un taller no debe hacer perder de vista los aspectos relacionados con la actividad empresarial, el análisis de la rentabilidad y la estrategia de actuación.