MEWA ofrece soluciones eficientes, ecológicas y rentables para la limpieza en la industria y el taller, y la máquina lavapiezas Bio-Circle ayuda con el lavado de piezas sucias y contaminadas mientras cuida de la salud del usuario y el medio ambiente, como alternativa a las mesas de limpieza en frío.

El uso sostenible de los recursos medioambientales, así como materiales, implica también a las áreas de producción y mantenimiento. Por esta razón, el uso adecuado y el mantenimiento de los equipos es esencial para asegurar que las operaciones se realizan correctamente, lo que incluye una limpieza cuidadosa y completa de las piezas de las máquinas.

En este sentido, el Bio-Circle de MEWA consigue muy buenos resultados con un líquido de limpieza orgánico, sin COVs (compuestos orgánicos volátiles) ni disolventes. A base de microorganismos naturales que degradan biológicamente las grasas y aceites, el líquido cumple con los exigentes requisitos de la Directiva Europea sobre disolventes (Directiva: 2010/75/UE).

El lavapiezas está disponible en dos modelos: por un lado, MEWA Bio-Circle Mini GT es muy manejable y se desplaza con mucha facilidad, mientras que con MEWA Bio-Circle Maxi GT se pueden limpiar también piezas muy grandes. Ambas versiones están confeccionadas siguiendo criterios ergonómicos a partir de plásticos muy resistentes, con una capacidad de carga de hasta 90 y 220 kg, respectivamente. Además, los pinceles de lavado permiten, de forma ágil y cómoda, una limpieza exhaustiva de la pieza en su totalidad.

Finalmente, un servicio integral al cliente ofrece el mantenimiento del lavapiezas durante el periodo contratado. El sistema integral de MEWA se encarga de todo: la entrega y su puesta en marcha en las instalaciones del usuario, la formación del personal implicado, el mantenimiento del aparato, el recambio del líquido en los plazo acordados, el cambio de filtros y, por supuesto, la asistencia inmediata en caso de avería.