Meyle demostrará en la feria francesa Equip Auto su experiencia como fabricante con plantas propias de producción de recambios. Los visitantes profesionales de talleres y mayoristas podrán ver las líneas de productos Meyle-Original, Meyle-PD y Meyle-HD.

El fabricante mostrará, entre otros, productos como los brazos de suspensión Meyle-HD para los modelos BMW de las series X5 y X6 a partir de 2007, con los que es posible sustituir tres versiones diferentes de la pieza OE con una sola pieza MEYLE-HD. También exhibirá los kits de bomba de agua Meyle para Volkswagen, Audi, Renault, Peugeot y Citroën, que contienen todas las piezas necesarias para el cambio de la correa dentada, incluida la bomba de agua adecuada en calidad Meyle-Original o Meyle-HD.

Además, Meyle ofrece una amplia gama de soportes de motor, de caucho macizo, hidráulicos, así como con accionamiento eléctrico o neumático, para más de 172 millones de vehículos en Europa. Para garantizar una larga vida útil de las piezas, los materiales utilizados se seleccionan de forma específica para cada vehículo y se someten a rigurosos controles de calidad, desde el desarrollo hasta el producto acabado.

Por otro lado, Meyle dispone de más de 650 diferentes amortiguadores Meyle-Original para alrededor de 214 millones de vehículos en Europa, que previenen un desgaste rápido: un recubrimiento protector aplicado mediante un proceso electroquímico protege contra influencias abrasivas. Las pruebas con agua salina pulverizada han demostrado que la corrosión en la superficie del vástago del émbolo es significativamente menor que en los siete productos competidores probados.

Otro de los productos que la compañía expondrá en Equip Auto son los cojinetes de rueda Meyle-Original, resistentes al desgaste, con una brida especialmente templada y grasa hidrófuga de alto rendimiento, así como un sellado óptimo, adaptado individualmente a cada modelo. Y para el cambio de aceite de las cajas de cambio automáticas, Meyle mostrará su programa de 52 kits completos de cambio de aceite, que cubren más de 5.100 modelos de vehículos de todos los fabricantes corrientes de transmisiones.

Por otro lado, y desde noviembre de 2016, la certificación según la norma de calidad ECE R90 es obligatoria para los discos de freno de vehículos nuevos que sean matriculados. Aunque no sea obligatorio por ley, el 90% de todos los discos de freno Meyle vendidos -y también los discos para modelos más antiguos no afectados por la directiva- cumplen con los requisitos actuales. Los discos de freno Meyle-PD se suministran listos para el montaje y en su mayor parte con tornillos de fijación. No necesitan ser desengrasados. El revestimiento proporciona al disco de freno Meyle-PD, además de una apariencia brillante, una protección anticorrosiva duradera.

Finalmente, Meyle acudirá a Equip Auto con sus pastillas de freno Meyle-PD, que son probadas y certificadas según la norma ECE-R90. Tienen un coeficiente de fricción estable y están equipadas con placas de amortiguación multicapa para un mejor confort de frenado.