Ayer contamos en nuestra web como han sido desmantelados dos talleres en los que se hacían "réplicas" no autorizadas ni rigurosas de vehículos de muy alta gama (Ferrari o Aston Martin) en las localidades valencianas de Algemesi y Albalat dels Sorells. Ahora os traemos un vídeo, con imágenes de los coches, que pone de manifiesto como estos artistas de la imitación realmente tienen mucho talento muy mal encauzado.


Al parecer cuando la policía entró en los talleres se encontraron con varios trabajadores, algunos de ellos recién contratados, que utilizaban como guía para su trabajo la fotografía del modelo que imitaban.
Se trata de la primera vez que se detectan falsificaciones de este tipo en España y, según ha declarado la inspectora Mónica Dopico, en Europa tampoco se tiene conocimiento de otras actividades de este tipo. Según la inspectora "Circulando dan el pego totalmente, pero de cerca no, y un ojo experto identifica la imitación perfectamente", aunque estos artistas habían imitado hasta el ruido de los vehículos imitados.
Los clientes eran conocedores de lo que compraban y hasta recibían los papeles de la ITV que certificaban las modificaciones que se habían hecho a los vehículos originalmente (por su estructura y la altura del techo escogían un modelo de Toyota). Ahora, los investigadores tratan de comprobar "la procedencia de los vehículos utilizados como materia prima", revisando la validez de sus papeles y las ITV pasadas . En cualquier caso tanto los vehículos originales como los modoficados necesitan mantenimiento porque en su mayoría la mecánica y los motores tiene entre diez y doce años de antigüedad.

Mira como los “artistas” de la falsificación imitaban el ruido y hasta pasaban la ITV a los falsos Ferraris