NGK Spark Plug Europe aumenta significativamente las capacidades logísticas de la compañía gracias a su traslado a un centro de distribución de vanguardia en Duisburg (Alemania). Ahora suministrará los productos del mayor fabricante mundial de bujías, calentadores y sensores Lambda a los fabricantes de equipos originales y clientes de posventa en 44 países.

En los últimos años, NGK Spark Plug Europe ha ampliado considerablemente su cartera de productos. Las bobinas de encendido, los sensores de temperatura del gas de escape, los sensores de presión de colector de admisión, así como los medidores de caudal de aire, se agregaron a las alineaciones ya existentes de bujías, cables de encendido, calentadores y sensores lambda. Además, la empresa no sólo está a cargo de las ventas en Europa, sino también en toda la región EMEA, incluido Medio Oriente y África. Esta es la razón por la cual las demandas de la logística de la compañía aumentaron: NGK envía cada día más de un millón de piezas en 300 envíos que contienen aproximadamente 5.000 artículos de entrega a clientes de aftermarket.

Con el nuevo centro de distribución, NGK Spark Plug Europe ha allanado el camino para un manejo aún más rápido y eficiente de los envíos de gran volumen. Además, hay suficiente espacio para un mayor crecimiento: 22.000 líneas de palets, 21.000 metros cuadrados de área de almacenamiento y 44.000 lugares de almacenamiento de la lanzadera ofrecen capacidad suficiente para almacenar todos los grupos de productos y garantizar la disponibilidad óptima del producto. Más de 100 empleados mantienen funcionando el nuevo centro de distribución regional.

Los procesos automatizados y el potente software de gestión de almacenes garantizan que cada pedido se prepare y envíe el mismo día. Esta importante inversión está preparando a NGK Spark Plug Europe para asumir los desafíos del futuro, garantizando entregas rápidas y confiables a los mercados en constante crecimiento en la región EMEA a largo plazo. Además, las conexiones de transporte de Duisburg lo convierten en un importante centro de logística para la industria del automóvil, ya que Volkswagen, Audi y Mercedes-Benz ya tienen centros logísticos en la zona.

“La apertura de nuestro nuevo centro de distribución regional es un hito importante para NGK Spark Plug Europe”, explica Damien Germès, vicepresidente sénior de NGK Spark Plug Europe. “Nuestra compañía se desarrolló con el tiempo. Hasta ahora, habíamos manejado tres almacenes diferentes en nuestra ubicación de Ratingen. Ahora se fusionarán en nuestro nuevo almacén central con una conexión de tráfico óptima. Ahora tenemos más espacio, distancias más cortas y procesos más eficientes y parcialmente automatizados. Y nuestros clientes pueden esperar una entrega rápida y sin fallos”.