El Plan Movalt Vehículos, dotado con un presupuesto de 20 millones de euros, se lanzó en diciembre de 2017 para conceder ayudas a la adquisición de vehículos de energías alternativas. De este total, prácticamente la mitad fue a parar a vehículos de gas natural, según destacan desde Gasnam.

En este plan, el gas natural (GNC y GNL) ha contribuido en un 79% a la sustitución de los combustibles convencionales por alternativos. “El gas natural es la única alternativa real en todas y cada una de las aplicaciones de la movilidad, desde un turismo hasta un camión de gran tonelaje, con especial incidencia en las utilizaciones intensivas de transporte profesional”, subrayan desde la asociación.

Dividiendo la subvención total asignada a cada tipo de energía alternativa entre la energía total sustituida, el coste de cada MWh de derivados de petróleo remplazado por gas natural es cinco veces menor que con otras opciones. El combustible convencional desplazado fue de 274.930 MWh/año, de los cuales 218.070 MWh/año (79%) corresponden al gas natural.

En la siguiente tabla, con datos del Idae, se puede ver el número de solicitudes por cada tipo de vehículo.