Los Hyundai Grandeur (TG), fabricados desde el 7 de marzo al 14 de agosto de 2007, presentan un problema en el asiento de ajuste eléctrico del conductor, que puede dejar de funcionar o moverse sin intervención del mismo, lo que podría llegar a dificultar la capacidad del conductor para controlar el vehículo.

Según informa una Red de Alerta (Nº CCAA-21/2017) de Aecosan, la empresa Hyundai Motor España ha comunicado a las autoridades de Consumo de la Comunidad de Madrid el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en informar a los propietarios de los vehículos afectados, para que acudan a sustituir la pieza afectada.