El deseo de un mundo más claramente estructurado y transparente en la era digital es el tema de “Automotive Color Trends 2017/18”, la colección de tendencias de color “Translucid” de BASF, que presenta los colores que serán populares entre los compradores de coches en los próximos años. Los diseñadores de la división de recubrimientos de BASF han desarrollado una colección de 65 nuevos colores para la industria del automóvil.

"En el mundo digital, el cuerpo está desempeñando un papel cada vez más importante como fuente de datos y, al mismo tiempo, cada vez más personas están tratando de protegerse de los recopiladores de datos y la vigilancia digital". De acuerdo a BASF, este desarrollo influye en la gama de colores futuros para la industria automovilística: los tonos beige cálidos evocan diferentes aspectos de la piel, mientras que los azules oscuros y claros expresan la digitalización del cuerpo humano.

Por su parte, los efectos claros y un brillo multicapa aluden a la conexión entre personas y objetos, cada vez más compleja. Los colores pastel y los colores brillantes, así como los azules intensos, representan la imagen de las nuevas tecnologías y hacen hincapié en la singularidad de la era digital. Por su parte, los grises oscuros y medios transmiten nuestra imagen de espejo digital, que, según BASF, "está influenciada por la relación entre la fascinación y el miedo".

Experiencia de color de la División de Coatings

Cada año, los diseñadores que trabajan para la división de Coatings de BASF en China, Japón, Estados Unidos y Alemania desarrollan colores para el futuro de la industria. Basados en profundas investigaciones y análisis detallados, revelan tendencias globales y cambios culturales que influirán en la elección de colores para vehículos entre los próximos de tres a cinco años. Los equipos de diseño también identifican particularidades específicas en Europa, Oriente Medio y África (EMEA), América del Norte y Asia Pacífico y los utilizan para desarrollar colores para estas regiones específicas.

EMEA - “Back to the future”. Las personas de la región EMEA son extremadamente multifacéticas, pero también lo son las tendencias. En nuestro mundo digital de rápido movimiento, se guían por las infinitas posibilidades a su disposición y el deseo de desaceleración. La búsqueda de caminos, aparte de un estilo de vida global y la necesidad de vehículos individualizados, llevan a colores inesperados e inusuales, como un verde exuberante con una capa barniz mate. El Oriente Medio, con su lenguaje de producto orientado al lujo, atrae una atención especial. Un oro blanquecino con una capa transparente estructurada expresa esta perspectiva. También hay una fuerte propensión a los objetos físicos y los dispositivos reacondicionados, como los tocadiscos, están de moda. Este desarrollo se traduce en un color que evoca ladrillos de mediana luz con acentos rojos y una impresión de color iridiscente.

El nuevo estándar para los colores de automoción debe ser constantemente pensado y se complementa con funciones adicionales como el color de tendencia LK Negro. Esta interpretación moderna de una antracita oscura utiliza la tecnología solar. Esta innovación refleja la luz infrarroja del sol y, al hacerlo, reduce la temperatura en la carrocería y el interior del coche en los días calurosos.

Norteamérica - “Back to nature”. Las tecnologías están empujando su camino en nuestra vida cotidiana más y más. Al mismo tiempo, anhelamos salir de este desarrollo y conectar más profundamente con un mundo más natural, la comunidad y nuestro propio cuerpo. Esta tendencia es decisiva para los colores futuros de la industria norteamericana. El color clave de la región es 'Undercurrent Blue', un azul marino muy oscuro con una textura semi-brillante. Irradia misticismo y celebra su propio ser. Este color aprovecha una tecnología de pigmentación simple ya en uso y al mismo tiempo ofrece una posición de color diferenciada.

Asia Pacific - “Back to culture”. El estilo único asiático de productos y aplicaciones está ganando en valor e importancia en todo el mundo. La nueva autoconsciencia de los asiáticos resultante se expresa con un blanco perla, un color icónico que representa el espíritu único de la región. La apreciación mundial de la cultura asiática presta una voz a los jóvenes y grupos que tuvieron que luchar por el reconocimiento durante la recuperación económica de los últimos años. Un rojo rico y profundo con pigmentos de vidrio brillantes subraya la naturaleza cultivada con la que estos grupos levantan sus voces.

Los fabricantes de automóviles utilizan la colección de tendencias de color de BASF para los nuevos modelos con colores completamente nuevos. Se tarda entre tres y cinco años hasta que los colores se ven en las carreteras. Durante este tiempo, los colores se refinan en colaboración con los fabricantes de automóviles hasta que están listos para la aplicación de OEM, y se someten a estrictas pruebas de calidad a lo largo del camino. Aunque todavía llevará un tiempo hasta que se utilicen para la producción en serie, Glasurit, marca Premium de BASF, está trabajando ya para asegurarse que haya disponible una solución perfecta para la reparación, a la vez que se lanza la producción en serie.