La motorización 2,2 l diésel del nuevo Alfa Romeo Giulia, así como de otros desarrollados en la misma plataforma, estará equipada de serie tanto con el módulo de aceite como con el módulo de gasoil desarrollados por UFI Filters. “Desde comienzos de 2017, también el mercado aftermarket se podrá beneficiar de los recambios de estos importantes productos, tanto de la marca UFI como de Sofima”, informa Luca Betti, UFI Group Aftermarket Business Unit Director.

El módulo aceite suministrado a Alfa Romeo Giulia, montado en el compartimento motor, está compuesto por un cuerpo filtro de plástico reforzado con fibras de vidrio, el primero de este tipo suministrado por UFI Filters al grupo FCA, que presenta una reducción del peso respecto a los productos análogos de aluminio fundido a presión. La presencia de la fibra de vidrio se demuestra fundamental para asegurar una resistencia estructural capaz de permitir que el filtro trabaje, incluso, con presiones de funcionamiento de hasta 7-8 bar.

El elemento filtrante del módulo aceite está realizado con celulosa, sin partes metálicas y unido mediante ultrasonidos, proceso que mejora su estanqueidad, también ante presiones y temperaturas extremas. La eficiencia filtrante del 50%@12µ cumple con las exigencias de la normativa Euro 6 y la media filtrante es totalmente reciclable.

El módulo de aceite suministrado a Alfa Romeo Giulia se completa con intercambiador de calor; sensor de temperatura y presión aceite, ubicado en la base del intercambiador y colocado cerca del conducto del aceite; válvula anti-drenaje y válvula de by-pass.

El módulo gasoil

Una vez más, el corazón de la filtración gasoil de UFI es el medio DFM (Deep Filtration Media) una fórmula exclusiva desarrollada en sus Centros de Innovación que contiene poliamida bajo forma de fibras, cuyas dimensiones y orientación varían en función de las aplicaciones, garantizando un producto realizado en base a las exigencias específicas del fabricante del vehículo.

Completa el proceso de filtración un estadio denominado 'last chance' que, en caso de arranques en frío, filtra el gasoil cuando la válvula de regulación de la presión se abre. La eficiencia del filtro gasoil ofrecido a Alfa Romeo Giulia es menor a 90%@4µm, en línea con lo exigido por la normativa Euro 6.

El módulo completo gasoil para Alfa Romeo Giulia, ubicado cerca del depósito del carburante, es de plástico y está compuesto por un cuerpo principal y por una tapa roscada al mismo. Según explica UFI, este aspecto ha requerido un diseño más bien complejo que ha llevado a la reducción de los componentes, con la consiguiente disminución del peso. La presencia de la tapa roscada al cuerpo principal permite evitar tener que recurrir a numerosos tornillos para el cierre del filtro, acelerando las operaciones de mantenimiento en el filtro y agilizando el trabajo del personal encargado.

También incluye el Group Sensor que integra dispositivos eléctricos-electrónicos encargados de las funciones de medición de la temperatura del carburante, de calentamiento del carburante en condiciones de baja temperatura y de indicación del nivel de agua alcanzado en la cámara de recogida; un tornillo de purga de agua y gasoil colocado en la base de la tapa inferior para las operaciones de mantenimiento; dos conectores destinados a la entrada y a la salida del gasoil en el cuerpo principal. Para completar el conjunto, una válvula de regulación de la presión ubicada en el cartucho cuyo posicionamiento es objeto de patente.