Si bien más de la mitad (53%) de los vehículos de empresa pasó una revisión completa en 2015, el 31,5% optó por lo más imprescindible como el cambio de aceite y filtros y el 15,5% ni siquiera pisó el taller, según revela la última edición del Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) promovido por Arval, compañía de movilidad de BNP Paribas.

Con respecto al método de financiación del canal empresa, un año más los vehículos de leasing son los que más demandan las revisiones completas (61,4%), seguidos de los de renting (59,8%). El porcentaje de vehículos comprados que optan por este tipo de servicio desciende hasta el 55,8% y un 15,1% no realiza ningún tipo de mantenimiento.

El taller independiente mantiene el primer lugar en las preferencias para pasar la revisión del vehículo de empresa, con un ligero retroceso en relación al año anterior. Esta pequeña diferencia se la anota la red oficial, que crece poco más de medio punto porcentual. La elección del centro de reparación vuelve a recaer en el usuario en casi la mitad de los casos (49,4%), mientras que la empresa propietaria del vehículo decide en un 41,1% de las ocasiones. Las intervenciones de la compañía de renting son minoritarias.

Reparaciones, las mínimas en la vejez

Los vehículos que acuden con mayor asiduidad al mecánico son los que cuentan con una edad superior a los seis años, con una media global de 1,72 entradas anuales. Superada esa antigüedad, apenas hay diferencias en la media anual de visitas al taller. Los automóviles de reciente adquisición no suelen acudir por motivos distintos a la revisión anual.

Los vehículos comerciales, con una frecuencia de uso mucho mayor, necesitan un número superior de reparaciones (1,76) que los turismos y todoterreno (1,57) debido a que sufren un desgaste más pronunciado. Los vehículos financiados mediante las modalidades de renting o leasing con menos de dos años de antigüedad son los que más visitas al taller acumulan (37,3%), seguidos de los de dos a tres años. En el caso de los automóviles en propiedad, es el rango de entre seis y nueve años el que más se ve en los talleres (24%).

Los vehículos de empresa mantienen este año su preferencia por el taller independiente para realizar las reparaciones pertinentes, opción elegida por casi la mitad de los mismos, frente al 30,5% que opta por la red oficial.

En el análisis de los resultados de cruzar los datos de los vehículos financiados vía renting o leasing con la antigüedad del vehículo destaca que la red oficial acapara las tres cuartas partes de las visitas al taller en los modelos más recientes, mientras que en los del segmento comprendido entre los cuatro y los nueve años toman el relevo los mecánicos independientes, al descender la proporción hasta el 46,1%. En los coches con más de una década de vida el taller multimarca no tiene rival (65%).