Una alianza de investigación alemana con miembros de la industria y la investigación ha desarrollado una base para faros de LED inteligente, de alta resolución, que lleva la iluminación adaptativa hacia una nueva dimensión. El modelo de demostración fue desarrollado por el gerente general del proyecto de Osram, en colaboración con los socios del proyecto Daimler, Fraunhofer, Hella e Infineon, informan desde Nexus Automotive International.

Los faros contienen tres fuentes de luz LED, cada uno con 1.024 puntos de luz controlables individualmente. Esto significa que el faro se puede adaptar de forma muy precisa para adaptarse a la situación del tráfico para asegurar condiciones de luz óptimas en todo momento, sin deslumbrar a otros conductores. La luz se puede adaptar para tener en cuenta cada curva de la calle, así que no hay zonas periféricas oscuras. Además, con la ayuda de sensores en el vehículo, el entorno se pueden analizar con el fin de iluminar el tráfico, lo que permite al conductor ver estos vehículos con mayor claridad.

El proyecto, financiado por el Ministerio Federal Alemán de Educación e Investigación (BMBF), ya se ha completado con éxito después de tres años y medio con la prueba de producción. Según ha declarado Stefan Kampmann, director de tecnología de Osram Licht, “ahora queremos desarrollar este nuevo tipo de fuente de luz LED para que esté listo para la producción en serie y vemos un enorme potencial para su uso en faros de alta resolución”.