Cocoa Motors lanza Walkcar, una pequeña tabla de carbono, con un tamaño como el de un portátil de 13 pulgadas y un peso de 2,8 kilos, que puede alcanzar los 16 km/h. Consta de cuatro ruedas y tiene una autonomía de 60 minutos, aunque varía en función del peso del usuario, podemos leer en el periódico Abc.

Walkar tiene dos sensores de presión en la superficie con los que el usuario controla la velocidad de esta plataforma, que se para en el momento en el que el usuario se baja. A diferencia de un patinete eléctrico o de un monopatín, se puede llevar en una mochila o en el bolso.

Sus creadores, afincados en Tokio (Japón), llevan más de un año trabajando en esta alternativa de transporte ultracompacto. Aunque Walkcar ya se puede precomprar a un precio de 1.280 dólares (1.200 euros), los interesados no lo recibirán hasta septiembre de 2017.