ZF está mostrando a clientes y medios de comunicación las capacidades avanzadas de sus sistemas de conducción parcialmente automatizados en sus instalaciones de Sistemas de asistencia al conductor en Brest, Francia.

Estos sistemas de ZF ayuda a la conducción permiten reducir el esfuerzo y el estrés de la conducción en carretera, mejora el confort de los ocupantes y puede mejorar la economía de combustible. También permite la funcionalidad de varios carriles en carretera, incluida la capacidad de adelantamiento y permite conducción con manos libres y pies libres a velocidades que van de 0-130 kilómetros por hora, incluyendo los cambios de carril iniciada por el conductor.

Los conductores asistentes a la demostración pueden experimentar el “Highway Driving Assist Multi-Lane”, un sistema de ayuda a la conducción que combina la detección del medio ambiente, gobierno automático, el frenado y la aceleración automáticas para ayudar a mantener el control del vehículo. El vehículo de demostración integra radares AC1000 de ZF TRW y sistemas de cámaras de última generación junto con una dirección eléctrica (EPS BD) y control electrónico de estabilidad. Combina control automatizado longitudinal con todas las funciones de control lateral automatizados y añade un radar AC1000 de corto alcance en las esquinas del vehículo para, por ejemplo, soporte a la función de adelantamiento.

El control longitudinal automatizado ayuda a mantener el vehículo a una velocidad establecida y / o distancia de seguridad con el vehículo de delante, mientras que el controlador lateral ayuda a mantener el coche en el centro del carril. Cuando se encuentra un vehículo en movimiento más lento, los radares laterales tienen la capacidad de detectar los vehículos en carriles adyacentes y determinar si hay un hueco suficiente para superar al precedente de forma segura. Si es así, el sistema de conducción automática puede indicar al conductor la opción de adelantar el vehículo más lento a través de la interfaz de operador. El controlador puede aceptar la recomendación mediante la activación del indicador de giro. El sistema de dirección y control de vehículo lateral ejecuta a continuación la maniobra de cambio de carril. El conductor puede anular el sistema en cualquier momento.

Karl-Heinz Glander, gerente en jefe de ingeniería de los sistemas automatizados de ZF, afirma que: "la activación de la próxima generación de vehículos con sistemas de Ver, Pensar y Actuar de maneras cada vez más integradas e inteligentes ayudarán a redefinir el futuro de la movilidad, y se aplicarán las funciones automatizadas en todo el amplio espectro del sector del transporte. Para los vehículos en la carretera va a ser un importante paso adelante para añadir funcionalidades de varios carriles tales como asistencia en adelantamientos a los existentes de control longitudinal y lateral".