Continental presenta una nueva unidad de control hidráulica (HCU) y su componente ATE MK60 ABS, ambas incorporándose a su gama de productos de hidráulica para el aftermarket. Desde este momento, los talleres pueden pedir a sus distribuidores estas piezas.

Además, gracias a este nuevo control HCU, los talleres accederán por primera vez a los recambios originales para poder realizar la reparación antibloqueo de los sistemas de frenado. Estos permitirán que el trabajo de reparación de los sistemas ABS sea más rápido y sencillo, abarcando modelos de BMW, Ford, Mazda, Grupo Volkswagen y Volvo.

Según explica Michael Rieth, responsable de producto en Continental, “HCU se sitúa en el corazón de los sistemas antibloqueo de frenado y el MK60 está instalado en muchos de los vehículos que existen actualmente. Reemplazar un componente defectuoso por su correspondiente pieza nueva, permite asegurar algo muy importante para los conductores, que es la seguridad”.

La experiencia de Continental y ATE, como proveedor global de frenos, se aplica en cada una de las piezas del sistema de frenado. En el caso de la hidráulica “se examina primero cada detalle y, en segundo lugar, sabemos exactamente lo que constituye la perfecta interacción de las partes hidráulicas“, comentan desde Continental.

Tener la máxima seguridad en situaciones extremas es uno de los objetivos de la marca. Con la unidad de control MK60 ABS se asegura una máxima estabilidad, un mayor control y maniobra, así como la reducción de la distancia de frenado en carreteras mojadas y un frenado de forma natural, aunque la unidad electrónica deje de funcionar.

Además, facilitar el trabajo a los talleres asegurando en todo momento piezas de calidad es un objetivo fundamental en el proveedor global de frenos. Con esta nueva incorporación, la instalación se vuelve bastante sencilla, ya que basta con quitar el antiguo controlador ABS, desmontar el HCU, instalar el ECU con el nuevo HCU, y montarlo en el compartimento del motor. Por ello, comenta Rieth, “pedimos a los talleres que confíen en la calidad de origen que es lo más importante en cuanto a seguridad se refiere”.