La firma Auxol, consciente que cada año más de 700.000 vehículos repiten la ITV por problemas de contaminación, se ha puesto mano a la obra para ayudar los usuarios a solventar este problema para las motorizaciones diésel.

El Kit ITV, compuesto por el Auxol Compresión Motor y Auxol ITV Diesel, descontamina el motor y garantiza al usuario superar la prueba de emisiones contaminantes de la ITV.

Mientras el primero reduce los gases azules por el escape y el consumo de aceite motor, el Auxol ITV Diesel minimiza las emisiones de CO2 hasta un 50% y en un 30% las de partículas.

El Kit ITV Diésel está diseñado para fomentar la venta en mostrador, con un pack especialmente llamativo y competitivo que viene acompañado de un poster que anuncia el producto.