Tras haber sido distinguida en la pasada Automechanika de Frankfurt con un Innovation Award 2016 y estar presente en la Galería de la Innovación de Motortec 2017, Bosch Automotive Aftermarket lanza al mercado en España la nueva M LI-ion, una batería de iones de litio para motocicletas con mayor resistencia a ciclo profundo, baja auto descarga y un reducido peso (un tercio del de una batería convencional). Generalmente, las baterías para moto se instalan en un lugar bastante alto de la motocicleta, por lo que el reducido peso de la batería M Li-ion tiene una influencia positiva para el centro de gravedad de dichos vehículos.

El sistema de gestión de la batería, los llamados “equilibradores”, asegura una carga y descarga equilibrada de todas las celdas de la batería. El bajo grado de auto descarga es otra de sus ventajas, ya que mantiene su carga hasta cuatro veces más que las baterías equivalentes de ácido-plomo y resiste así largos periodos de inactividad, como la pausa invernal.

Gracias a su alto rendimiento y a su arranque rápido y fiable, la M Li-ion, disponible para todas las cilindradas de motocicletas, quads y jetboats, está especialmente indicada para motocicletas que requieren altas exigencias energéticas, como las que van equipados con ABS y MSC (control de estabilidad), o con sistemas electrónicos de inyección de gasolina. Como no contiene ácido, puede ser instalada en cualquier posición y utilizada, incluso, para las condiciones extremas en deportes y carreras de motocicletas, en viajes largos o en terrenos exigentes.

Además de las piezas y componentes montados en primer equipo, Bosch suministra también una amplia gama de piezas y productos pensados para los talleres de vehículos de dos ruedas y para los motociclistas. Del mismo modo, Bosch ha desarrollado el ESI[tronic] Bike, un software dirigido a estos talleres de motos, basándolo en el ESI[tronic] 2.0. Cubre todas las marcas comunes de motocicletas europeas y asiáticas y funciona con los comprobadores de diagnosis de la serie KTS de Bosch.