Opteven Iberia, filial española del grupo francés Opteven, especialista en seguros de garantía mecánica y servicios de mantenimiento, presenta e-Move, un seguro para compradores de vehículos de ocasión eléctricos y enchufables de hasta diez años de antigüedad y menos de 100.000 kilómetros. Está disponible en cuatro configuraciones diferentes, con una duración de hasta 24 meses, e incluye una cobertura de hasta 5.000 euros por sustitución de la batería de alta tensión.

La existencia de un stock creciente de vehículos eléctricos de ocasión con antigüedades superiores a los cinco años, unida a la demanda cada vez mayor de este tipo de soluciones de movilidad eléctrica por parte de unos automovilistas con más conciencia medioambiental, se encontraba hasta ahora con una dificultad: la vida útil de las baterías y el coste de su sustitución.

En palabras de Natalia Jorquera, directora general de Opteven Iberia, “las nuevas tecnologías de la movilidad eléctrica están poniendo a disposición de los automovilistas vehículos eléctricos o híbridos enchufables que nos obligan a repensar el concepto mismo de garantía mecánica, o mejor dicho, de garantía mecánica. Eso es, precisamente, lo que ha hecho el departamento de I+D+i de Opteven, nuestra empresa matriz en Francia: testar un seguro para vehículos eléctricos de ocasión”.

El resultado es e-Move, que se caracteriza, según Jorquera, “por su completa adaptación tanto en coberturas como en primas a las necesidades de ese cliente que quiere adquirir un vehículo eléctrico de segunda mano de no más de diez años”.

Con e-Move, Opteven Iberia quiere dar respuesta a la pregunta que se hacen muchos potenciales compradores de este tipo de vehículos: “¿qué pasa cuando finaliza el periodo de garantía de la batería de alta tensión?”. La mayoría de los fabricantes de vehículos dan una garantía de ocho años para las baterías. Una vez superado ese tiempo los costes para su reemplazo son muy elevados y han de ser asumidos por el propietario del vehículo. Opteven Iberia lanza al mercado español un producto que se hace cargo de hasta 5.000 euros en la sustitución de la batería una vez superado el periodo de garantía de la misma, siempre en el supuesto de que el índice de carga de la batería esté por debajo de las tolerancias preconizadas por el fabricante del vehículo asegurado.