Dado que los sistemas de aire acondicionado pierden refrigerante durante todo el año, aun cuando no existan fugas, casi todos los fabricantes de vehículos recomiendan su revisión y mantenimiento al menos una vez al año, preferiblemente en primavera. En un servicio profesional de aire acondicionado, los mecánicos especialistas realizan una prueba de estanqueidad, drenan el sistema y lo vuelven a llenar con la cantidad óptima de refrigerante. Los dispositivos utilizados para este procedimiento recuperan y reutilizan hasta el 99% del refrigerante. Esto hace que el servicio de A/C sea respetuoso con el medio ambiente y ahorre recursos de forma duradera.

Como parte del mantenimiento de los sistemas de aire acondicionado, Bosch recomienda, en general, reemplazar el filtro del habitáculo una vez al año o cada 15.000 km. El momento idóneo sería en primavera, ya que los filtros del habitáculo de Bosch retienen de manera fiable el polen y el polvo fino del aire. Además, protegen al sistema de aire acondicionado y mejoran la visibilidad, reduciendo la cantidad de depósitos. Aparte de los filtros estándar, Bosch ofrece los de carbón activo, que retienen también los gases nocivos y malolientes, reduciendo la concentración de contaminantes dentro del habitáculo.

Especialmente para las personas alérgicas, Bosch desarrolló el FILTER + de alto rendimiento, que separa hasta el 99% de todas las partículas con un diámetro de hasta 2,5 micrómetros, el denominado polvo fino. Con su capa antialérgica, neutraliza alérgenos y bacterias de forma duradera incluso antes de que entren en el habitáculo. Además, el FILTER + puede aumentar la seguridad vial, ya que un ataque de estornudos deja al conductor ciego durante unos breves instantes. El FILTER + también dispone de una capa de carbón activo que neutraliza de manera fiable los gases nocivos y malolientes.

En el caso de vehículos híbridos y eléctricos, los sistemas de aire acondicionado son particularmente importantes. Además de garantizar cómodas temperaturas ambientales dentro del habitáculo, también juegan un papel importante en la gestión térmica, ya que enfrían las baterías manteniéndolas a su temperatura óptima de funcionamiento. Durante el proceso de recarga y, especialmente en caso de recargas rápidas, el sistema de A/C enfría las baterías que, de otro modo, se calentarían. Así, los sistemas de aire acondicionado no sólo ayudan a alargar la vida útil de las baterías, sino que también posibilitan procesos de recarga eficientes.