Hella Pagid, especialista en sistemas de frenos con sede en Essen que presta servicio al mercado de repuestos independiente y opera conjuntamente junto a los proveedores TMD Friction y Hella, amplía su cartera de productos con una gama de pastillas de freno para discos y vehículos híbridos. "La electrificación en la industria automotriz continúa avanzando a un ritmo constante. Con la expansión de nuestra gama de productos, no solo estamos en sintonía con esta tendencia, sino que también estamos un paso por delante del mercado", explica Thomas Gorkow, director de Gestión de producto y marketing en Hella Pagid.

Esto significa que, además de las pastillas de freno para los modelos S y X de Tesla, la cartera de productos de Hella Pagid ahora también incluirá pastillas de freno para vehículos de la gama BMW i3 / i3 y para el VW e-Golf VII. Además, se cubrirá una amplia gama de vehículos híbridos, incluyendo el modelo i8 de BMW, el BMW 530 e iPerformance, la versión e-tron del Audi Q7, la versión mild hybrid del Audi A6 y también los innumerables modelos híbridos de Volvo como el XC, el V60 II, V90 II y el S90 II. Todas estas pastillas de freno cumplen con los estándares más altos de rendimiento de frenos, comodidad y durabilidad y no contienen cobre.

Hoy en día, la protección ambiental y la compatibilidad ecológica son importantes cuando se trata del desarrollo de productos. Estos aspectos toman importancia día a día. En este contexto, el contenido de cobre de las pastillas de freno es de particular relevancia. Para 2021, por ejemplo, las pastillas de freno con un contenido de cobre de más del 5% ya no podrán comercializarse en los EE.UU. Y para 2025 las pastillas de freno vendidas deberán estar completamente libres de este material. Sin embargo, el objetivo de Hella Pagid es convertir su gama de productos, completa y globalmente, en pastillas de freno sin cobre antes de que este plazo se imponga por ley. "Hoy en día, casi toda la gama de pastillas de freno de disco ya solo contiene un 0,5 por ciento de cobre y, por lo tanto, se considera libre de cobre en relación con el peso total de las piezas", dice Thomas Gorkow. Las pastillas de freno de los ejes delantero y trasero para todos los vehículos eléctricos e híbridos también cumplen estos estrictos requisitos y, por lo tanto, están marcadas con el símbolo de la hoja explicativa (N - libre de cobre).

Este planteamiento de pastillas de freno libres de cobre no solo significa ser respetuosos con el medio ambiente, sino que, además, se consigue una adaptación exacta a cada tipo de vehículo, sistema de frenos, rendimiento del motor, carga de conducción y todas las características de frenado individuales. "Los vehículos eléctricos e híbridos tienen una cosa en común: la curva de torque lineal que les permite alcanzar altas velocidades en el menor tiempo posible, por lo que un excelente rendimiento de frenado es de suma importancia", señala Timo Krämer, Director de Marketing de Hella Pagid. Gracias a la idea del forro de fricción, se cumple este requisito.