Con una cobertura del 92% del parque de vehículos en circulación, Japanparts Group amplía aún más su gama de bujes y cojinetes de ruedas con más de 1.000 códigos disponibles para los vehículos asiáticos, europeos y americanos y añade a su catálogo referencias tanto para cojinetes como para bujes con anillo ABS integrado.

Los bujes de rueda y los cojinetes de las marcas Japanparts, Ashika y Japko están garantizados 24 meses y ofrecen una alternativa de calidad equivalente a la del producto original. Están realizados con acero al carbono-cromo sometido a temple de profundidad o por inducción, según el tipo de que se trate, para incrementar la resistencia y la estabilidad dimensional. Presentan unas tolerancias extremadamente precisas para garantizar el mínimo esfuerzo de rodadura y una duración del producto superior.

Las nuevas unidades de bujes y cojinetes de ruedas están dotadas de anillo/sensor ABS en los casos en los que éste está previsto. Puedes consultar y descargar el catálogo pulsando aquí.

Los cojinetes son una parte de la transmisión que permite transferir el movimiento rotatorio del semieje a la rueda reduciendo la fricción. Se fabrican interponiendo unos elementos giratorios constituidos por unas esferas o rodillos situados entre dos anillos o conos concéntricos de manera tal que estos giren con facilidad uno sobre otro.

Para reducir aún más la fricción, dichos elementos están lubrificados con grasas especiales resistentes a elevadísimas temperaturas y son mantenidos en sus asientos por unos oportunos blindajes. Pueden incorporar un anillo magnético para el control del ABS. El anillo externo está montado sobre un asiento fijo colocado en la mangueta de la rueda, mientras que en el orificio interior se instala un buje sobre el que seguidamente se monta el aro de la rueda.

El buje de la rueda está constituido por los tres elementos anteriormente descritos, esto es, la mangueta, el cojinete y el buje ya ensamblados entre sí. La presencia de uno u otro en el vehículo depende de las opciones de diseño llevadas a cabo por parte del fabricante, aunque últimamente ha cobrado mayor protagonismo la opción de la segunda solución.

El usuario medio puede pensar que los cojinetes y los bujes desgastados, en el peor caso, pueden generar solamente un molesto ruido durante la marcha del vehículo. En realidad, un cojinete desgastado provoca a largo plazo un excesivo juego del buje, lo que genera a su vez un desalineamiento de la rueda que repercute en todo el grupo de la suspensión, además de en los frenos y los neumáticos. Esto, además de acelerar el desgaste de todas las partes implicadas, empezando por los neumáticos, puede comprometer seriamente la seguridad en la carretera.