Mobil ha lanzado al mercado la primera gama de lubricantes fabricada específicamente para vehículos ligeros industriales, con una formulación diseñada para conseguir el mínimo desgaste del motor y alcanzar el mejor comportamiento en funcionamiento de reparto (continuos arranques y paradas). También está optimizada para los motores con la tecnología Start-stop.

La nueva gama de lubricantes para vehículos ligeros industriales, creada por el área de I D de ExxonMobil, se presenta en dos formatos (4x4 L y 208 L), pensados para facilitar su consumo en talleres mecánicos de diferentes dimensiones.

Se estima que en el mercado español existe una flota de 2,8 millones de furgonetas. El crecimiento de este segmento obedece a diferentes factores, entre los que destacan el aumento del número de trabajadores autónomos y la gestión de la logística del transporte en muchas empresas que cuentan con flota propia. Sólo en Europa se registraron 1,7 millones de furgonetas matriculadas en 2015, lo que supone un crecimiento del 12% respecto al año anterior. Se trata por tanto de un mercado en expansión para el que se prevé un crecimiento del 38% para 2020.

“Creemos necesario dotar al mercado de productos específicos que garanticen el óptimo rendimiento de este tipo de vehículos, máxime en un mercado que, aunque en expansión, aún cuenta con un parque circulante con una de las edades medias más elevadas de Europa, como nos informó ANFAC recientemente”, destaca Pedro Corrales, director general de Moove Lubricantes, distribuidor autorizado en España de los lubricantes Mobil.

“Lo ideal es contar con flotas renovadas pero, en su defecto, tenemos que dotar al particular y al taller de los mejores componentes para favorecer el descenso de emisiones y aumentar la seguridad del conductor”. Según el responsable, “hay que estar a la vanguardia en I D, proporcionando productos innovadores a los fabricantes para el mejor rendimiento de los nuevos vehículos que se presentan en el mercado”.