Durante los próximos doce meses, la campaña de Confortauto estará enfocada a las dos variables más importantes que influyen en la seguridad vial en carretera: el correcto mantenimiento del vehículo y a la actitud y disposición del conductor. Estará dividida entre las diferentes operaciones de mantenimiento que necesita habitualmente un automóvil, vitales para su seguridad y la de los demás conductores: neumático, mecánica, revisión, amortiguación, frenos, Pre-ITV, revisión, aire acondicionado, etc.

Todas estas operaciones estarán acompañadas de consejos para concienciar y ayudar todos los conductores a la hora de ponerse al volante. Principalmente, el eje de la campaña se concentrará en los éxodos vacacionales (“Operación Salida”) pero que, en contraposición, en Confortauto se denominarán “Operación Llegada”, ya que lo importante no es salir si no llegar. Los prescriptores de seguridad de la red, el presentador Jordi Hurtado y Nico el Mecánico, serán los encargados de enunciar estos consejos de conducción preventiva.

La puesta en marcha de dicha campaña se debe a que Confortauto Hankook Masters ha detectado que la mayoría de conductores desconoce las revisiones que debe realizar a su automóvil. De hecho, un 70% ignora cuándo deben cambiar los neumáticos; un 47% no revisa los frenos y un 62% no revisa los amortiguadores, mientras que un 47% no lo hace con el nivel de aceite, un 52% con la batería y un 42% con las escobillas.

Se trata, según la enseña, de un problema de seguridad vial y económico que preocupa, ya que un vehículo de más de 14 años triplica el riesgo de tener un accidente por un mantenimiento inadecuado; los vehículos que no hacen revisiones sufre un 26% más de averías y aumentan los gastos de reparación en un 31%. Además, se producen 4,4 millones de asistencias por fallo mecánico y puede llegar a aumentar en un 30% el mantenimiento deficiente el consumo de combustible.

En palabras de Joaquín Pérez, director de Marketing de la red, “en Confortauto nos preocupa la seguridad vial, ya que creemos que no debe ser un privilegio, si no un derecho y una obligación del conductor”.