Peugeot pone en marcha, a través de su red de servicios oficiales, su operación posventa de cara a las vacaciones de verano, vigente hasta el próximo 31 de julio.

El fabricante ofrece la puesta a punto del vehículo, que incluye un control de 29 puntos, cambio de aceite Total y filtro por un precio cerrado de 59 euros.

Además, los primeros clientes que realicen 'La puesta a punto del verano' recibirán una tarjeta regalo de 10 euros en combustible.

Sin duda, los desplazamientos estivales son unos de los más exigentes para los vehículos, debido a las altas temperaturas, la duración de los mismos o la densidad del tráfico, entre otros factores.

Por ello, controlar el correcto estado de los distintos elementos, como los neumáticos o el circuito de refrigeración, se convierte en una garantía de seguridad y confort.

Ante esta situación, el servicio posventa de Peugeot destaca por una atención personalizada y dedicada a satisfacer las necesidades concretas de cada cliente.