ContiTech, una de las divisiones del grupo Continental, alcanzó unas ventas de 3.600 millones de euros en 2011, un 16% más que en 2010, alcanzando así el mejor resultado de su historia.

Estas cifras han tenido su reflejo en el número de nuevos empleados: la compañía contrató a 1.400 personas en 2011 en todas sus oficinas alrededor del mundo, 430 de ellas sólo en Alemania.

Los datos positivos son el resultado de su negocio doméstico e internacional. Los principales mercados para la compañía sigue siendo Europa Occidental, incluyendo Alemania, lo que representa un 62% de sus cifras totales. El negocio de equipo original supone el 53% de las ventas de la compañía, si bien la cifra del mercado de posventa creció del 46% al 47%.