BMW ha tenido la idea de crear un sistema que informe al propietario de quién le ha rozado, rayado o golpeado el coche, aprovechando los sensores y cámaras del propio vehículo. La firma alemana ya presentó esta app en el CES de Las Vegas y se ha propuesto montar en sus coches una serie de sensores capaces de detectar que el vehículo ha sido golpeado o rozado.

Por supuesto, estos sensores han de ser muy exactos para no saltar todo el rato, aunque funcionan teóricamente de forma muy parecida a los de las alarmas. Además de rayadas o golpes, también nos avisaría si alguien intentara forzar el vehículo.

El truco reside en que el coche lleva equipado una serie de cámaras que graban cuando estos sensores detectan que algo ocurre. El conductor es avisado mediante su smartphone, al que se le envían las imágenes de lo que está ocurriendo. Imágenes que luego pueden sernos útiles para realizar una demanda al seguro contrario o para utilizar en un juzgado.

La grabación de imágenes de terceros en un tema bastante peliagudo en nuestro país, por lo que implantar este sistema podría ser un poco complicado teniendo la Ley de Protección de Datos que tenemos actualmente. Eso sí, en otros países donde es bastante habitual que llevan una cámara constantemente grabando, puede ser una opción muy interesante.

https://youtu.be/bkjrwVpAaRw