Bosch está estrenando una nueva tecnología de baterías para coches eléctricos que podría estar lista para entrar en fase de producción en tan sólo cinco años. "El grupo está utilizando sus conocimientos y recursos financieros para lograr un gran avance en la electromovilidad", expuso Volkmar Denner, presidente del Consejo de Administración de Robert Bosch GmbH.

La adquisición de la start-up norteamericana Seeo Inc., ubicada en Hayward (California), ayudará a que esto sea posible. Además de su propio desarrollo en el área de la tecnología de baterías, Bosch cuenta ahora con un know-how crucial para desarrollar innovadoras células de estado sólido para las baterías de litio, así como patentes exclusivas.

 

"Las células de estado sólido pueden ser una tecnología rompedora", opina Denner, para quien la incipiente tecnología se está encontrando con los amplios conocimientos en sistemas y los recursos financieros de una empresa multinacional.

Hasta ahora, el objetivo de la industria se había centrado en duplicar la densidad energética de las baterías y reducir a la mitad sus costes a finales de esta década. Con las nuevas células de estado sólido, Bosch prevé un potencial de densidad energética por encima del doble de la actual capacidad para 2020 y, al mismo tiempo, una reducción aún más importante de los costes de producción. Un coche eléctrico comparable que tenga actualmente una autonomía de 150 kilómetros sería capaz de recorrer más de 300 sin recargar y a un coste más bajo.

La adquisición de Seeo Inc. encaja perfectamente en la estrategia de electromovilidad de Bosch, que ya en la actualidad ofrece una amplia gama de componentes para la electromovilidad: desde motores y electrónica de potencia hasta baterías. Hasta el momento, Bosch ha realizado 30 proyectos de fabricación relacionados con la movilidad eléctrica.

Al mismo tiempo, los ingenieros están trabajando en el perfeccionamiento de la tecnología, para ofrecer una propuesta más práctica relacionada con la electromovilidad. Después de todo, las previsiones de la compañía para 2025 establecen que aproximadamente el 15% los coches nuevos construidos en el mundo incorporarán, por lo menos, un sistema de propulsión híbrido.

En Europa, más de un tercio de todos los coches nuevos serán accionados eléctricamente, la mayoría en forma de híbridos enchufables. Con este fin, en 2014, GS Yuasa y Mitsubishi Corporation se unieron a Bosch para crear la empresa conjunta Lithium Energy and Power GmbH & Co. KG, cuyo objetivo es desarrollar una generación más potente de baterías de iones de litio para los motores eléctricos.

La tecnología de Seeo Inc. complementa el trabajo realizado hasta ahora con los socios japoneses de Bosch. El resultado será una combinación de puesta en marcha de una tecnología muy innovadora apoyada en el know-how tecnológico de los sistemas de Bosch, con la competencia en fabricación de células de GS Yuasa y la amplia base industrial de Mitsubishi Corporation.