El salón de la motocicleta Eicma 2015, que se celebra en la Feria de Milán, marca la primera presentación de la nueva unidad de negocio de Bosch 'Two-wheeler & Powersports', creada en abril de este mismo año. De hecho, la división combina toda la experiencia acumulada por la empresa de tecnología y servicios Bosch sobre la motocicleta.

Recalcar que la unidad 'Two-wheeler & Powersports' aprovecha los desarrollos de productos y servicios de Bosch para el automóvil y extrae de ellos nuevas y útiles soluciones para las motocicletas del mañana.

 

Sistemas de conectividad: soluciones conectadas para mayor comodidad

Unidad de control de conectividad: la unidad de control de conectividad Bosch (CCU) conecta, por ejemplo, las motocicletas con la 'nube'. Esto hace que sea posible llevar a cabo funciones tales como la llamada automática de emergencia, eCall, que será obligatoria en toda la UE para todos los nuevos modelos de automóviles de pasajeros y camiones ligeros a partir de abril de 2018.

Si la motocicleta se ve involucrada en un accidente, el sistema eCall realiza automáticamente una llamada de emergencia, asegurando que la ayuda llegue más rápidamente. La CCU también proporciona a los motoristas información útil sobre otros temas tales como posibles puntos peligrosos en las carreteras, e, incluso, puede ayudar a localizar una moto robada.

Cluster de conectividad integrada: el cluster de conectividad integrada (ICC) es un sistema de información desarrollado especialmente para motociclistas que cuenta con tamaños de pantalla y resoluciones variables.

Gracias a la última tecnología, su lectura resulta fácil en cualquier situación. Junto con una interfaz bluetooth, el ICC incorpora la solución mySPIN de integración con el smartphone. De esta forma, el sistema conecta el teléfono con el vehículo de manera que las Apps se puedan controlar a través del ICC. Además, los motoristas pueden ver en la pantalla la ruta y los datos dinámicos del viaje tales como detalles de la ruta, ángulo de inclinación y velocidad en las curvas.

Sistemas de asistencia: mayor seguridad sobre dos ruedas

El ABS10: el sistema ABS10 para motos, que Bosch lanzará el próximo año, es aún más pequeño y ligero. En comparación con el ABS9 actual, los ingenieros de Bosch han logrado reducir el peso del sistema en casi un 30% y el tamaño en casi un 45%. Además de optimizar el tamaño y el peso, Bosch se centró en la reducción de costes.

Como resultado de ello, el sistema resulta ahora especialmente adecuado para su uso en motocicletas pequeñas de hasta 250 cc de cilindrada, un segmento que es muy sensible a los precios y que, por otra parte, es el de mayor venta en los mercados emergentes.

El ABS permite al motociclista accionar a fondo el freno, sin miedo, y, por lo tanto, de forma más rápida y con mayor potencia. Durante una maniobra de frenada de emergencia, el ABS evita que las ruedas se bloqueen. Esto significa que la moto se mantiene estable, por lo que es más fácil evitar una caída.

ABS delantero: gracias a su generación ABS 9 frontal, Bosch ya está ofreciendo una mayor seguridad a un bajo precio para las motocicletas de los mercados emergentes. Este sistema utiliza un sólo canal del freno hidráulico para controlar únicamente la rueda delantera, lo que garantiza que ésta no se bloquee durante la frenada.

MSC, Control de Estabilidad para Motos: el Control de Estabilidad MSC es una variante del ESP adaptado a las motocicletas. Mediante la monitorización de los parámetros de las dos ruedas, tales como el ángulo de inclinación, el sistema puede ajustar instantáneamente el frenado electrónico y la aceleración mediante pequeñas intervenciones adaptadas a la situación actual de pilotaje.

De esta manera, el sistema de Bosch puede evitar que la moto se caiga o se enderece de forma incontrolada al frenar en las curvas, que es donde se producen la mayoría de los accidentes de motos.

Side View Assist: con el Side View Assist, Bosch ha desarrollado, por primera vez en el mundo, un sistema de asistencia basado en sensores de entorno para vehículos motorizados de dos ruedas. Se basa en cuatro sensores con tecnología ultrasónica para ayudar a los motoristas a cambiar de carril de manera segura.

Estos sensores monitorizan las áreas a cada lado de la moto que son difíciles o imposibles de ver con los espejos retrovisores hasta una distancia de cinco metros. Siempre que haya un vehículo situado en el punto ciego del conductor, la tecnología advierte, por medio de una señal óptica cerca del retrovisor del lado correspondiente, ayudando así a evitar una posible colisión al realizar el cambio de carril.

Vehicle Hold Control: el control de retención en pendiente desarrollado por Bosch hace que el manejo de motos pesadas sea ahora mucho más fácil. Se trata de una función de valor añadido del ABS que se programa en la unidad de control del sistema antibloqueo de frenos mediante algoritmos inteligentes.

Al impedir que la moto ruede cuando se efectúa una parada en pendiente o en una superficie plana, esta función evita que el motorista tenga que tener presionado de forma continua el freno de mano o el de pie. Funciona sobre la base del ABS enhanced de Bosch, con sistema combinado de frenado electrónico y que es también la base para un control de estabilidad MSC mejorado de Bosch.