Bosch y Daimler están trabajando conjuntamente para avanzar en el desarrollo de vehículos totalmente automatizados sin conductor. Para ello, ambas compañías han acordado establecer una alianza para desarrollar software y algoritmos, con el objetivo final de hacer realidad un sistema de vehículos totalmente automatizados (SAE-Nivel 4) y sin conductor (SAE-Nivel 5) en las calles de la ciudad para el comienzo de la próxima década.

El proyecto se apoyará en la amplia experiencia en vehículos de Daimler, fabricante de automóviles de clase premium, y en la xperiencia en sistemas y hardware de Bosch, el mayor suministrador de equipamiento para automóviles. Las sinergias que surjan como resultado serán canalizadas para que esta tecnología esté lista para entrar en fase de producción lo antes posible.

Para propiciar un sistema totalmente automatizado, con vehículos sin conductor que circulen por la ciudad, Bosch y Daimler pretender optimizar los flujos de tráfico urbano, mejorar la seguridad vial y proporcionar una sólida plataforma que sirva de base para el tráfico del futuro. Entre otros aspectos, la tecnología aumentará el atractivo del coche compartido, además de permitir optimizar el tiempo que pasamos en los automóviles y abrir nuevas formas de movilidad a quienes no tengan permiso de conducir.

La meta principal del proyecto es preparar un sistema de conducción listo para su producción en serie, por lo que los vehículos podrán conducir de forma totalmente autónoma en las ciudades. La idea es que el vehículo llegue hasta el conductor y no al revés. Dentro de un área urbana predeterminada, las personas podrá utilizar sus smartphones para reservar un coche compartido o un taxi urbano automatizado, que llegará hasta donde ellos se encuentren, listos para llevarlos a su destino.