Los sistemas Delphi de common rail diesel para vehículos ligeros y el de inyección directa de gasolina (GDi) con bajo nivel de ruido gozarán de un especial protagonismo en el Salón Internacional del Automóvil (IAA) de Frankfurt.

Recordemos que en 2020 los estándares europeos limitarán las emisiones de CO2 en los vehículos nuevos a 95 g/km, en comparación con los 130 g/km de 2015.

Debido al movimiento en favor de una armonización global de los estándares de emisiones se están introduciendo requisitos similares en las legislaciones de la mayoría de regiones de todo el mundo, lo que obliga a fabricantes de automoción a cumplir con normativas muy exigentes.

Delphi Automotive puede ayudar a los fabricantes de equipo original a cumplir las exigentes normativas de emisiones a nivel mundial y a fabricar vehículos más ecológicos y con un menor consumo de combustible sin renunciar al rendimiento.

"Para lograr los estrictos objetivos de emisiones en 2020 se necesitarán diversas tecnologías de transmisión", considera John Fuerst, presidente de Sistemas de Transmisión de Delphi.

El dirigente opina que "Delphi cuenta con las tecnologías para ayudar a los fabricantes a cumplir con los estándares mundiales de emisiones y así ofrecer vehículos híbridos, diesel y de gasolina que sean ecológicos, rentables y con un rendimiento excelente".

Del mismo modo, la compañía sigue ampliando de forma significativa sus relaciones comerciales con los fabricantes de equipo original más destacados y ha incrementado rápidamente su cuota de mercado.