Nissan e Iberdrola están acordando los últimos retoques de un proyecto de colaboración para que los vehículos de la firma japonesa se puedan beneficiar de la infraestructura de recarga de la multinacional vasca. El objetivo es que Iberdrola pueda abastecer a los vehículos eléctricos de Nissan, que cuenta con el modelo Leaf, el coche eléctrico más vendido en España.

El acuerdo explorará el desarrollo conjunto de la tecnología V2G (del vehículo a la red, por sus siglas en inglés), un sistema que conecta el vehículo con el punto de carga y que puede devolver la electricidad de cada unidad a la red de infraestructura a la que esté conectado. De hecho, Nissan ya ha presentado ciertos avances al respecto de la V2G. Lo hizo en Madrid como parte del Proyecto Parker, una iniciativa presentada en 2017 con la que la firma nipona aseguraba que se podría vender energía eléctrica a la propia infraestructura.

A través del acuerdo con Iberdrola, Nissan podrá no solo explorar una nueva vía de negocio, sino también mejorar la gestión de la carga energética gracias a lo que se conoce como carga inteligente o smart charging. El proyecto no solo funcionará en España, sino también en países como Reino Unido, Estados Unidos o Brasil.