Según un reciente estudio elaborado por el Comité de Cambio Climático del Reino Unido (Comitee on Climate Change) una revolución tecnológica en el terreno de las baterías es altamente improbable, al menos en la próxima década.

En el estudio explican las fases y los tiempos de desarrollo de tecnologías de almacenamiento, llegando a interesantes conclusiones. Entre ellas que, si ahora mismo no hay ninguna revolución en marcha en baterías para teléfonos (el principal mercado y que plantean un uso mucho menos exigente), no deberíamos esperarla en menos de una década en baterías para coches.

Vía | Tecmovia