Los modelos Mazda 3 (BL), Mazda 5 (CW), Mazda 6 (GH), CX5 y CX3, fabricados entre el 2 de octubre de 2007 y 26 de diciembre de 2015, protagonizan una nueva Red de Alerta (Nº: CCAA-220/2017) de la Agencia Aecosan.

El recubrimiento aplicado en el cilindro externo del amortiguador del portón trasero puede no tener la suficiente protección anticorrosión, llegando a poder caer repentinamente el portón trasero. Además, las piezas rotas del amortiguador podrían causar lesiones en las personas alrededor del vehículo.

En consecuencia, la empresa Mazda Automóviles España ha comunicado a las autoridades de Consumo de la Comunidad de Madrid el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios para la sustitución de los amortiguadores del portón trasero por unos nuevos modificados.