En los vehículos SEAT León (modelos de 2014-2015) existe la posibilidad de que la polea del variador del árbol de levas se pueda romper con el tiempo o que los tornillos de la carcasa del variador del árbol de levas se puedan soltar. Como consecuencia, puede salir aceite y caer en la calzada, informa la Agencia Aecosan en una Red de Alerta (Nº: CCAA-382/2019).

La empresa SEAT ha comunicado a las autoridades de Consumo de la Generalitat de Cataluña el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos afectados para sustituir el variador del árbol de levas.