Empresas

Cámara de Madrid y Volkswagen abordan los retos de la movilidad eléctrica, sostenible y digital

Analizan en un encuentro la transformación del modelo de negocio del sector de la automoción con la implementación de la tecnología y la puesta por la movilidad sostenible.
Encuentro Volkswagen camara madrid
Encuentro Volkswagen camara madrid

La movilidad sostenible y digital, el motor electrificado, el coche autónomo, la descarbonización y el carsharing han sido algunos de los puntos tratados en el encuentro virtual, celebrado el 30 de junio, entre el presidente de la Cámara de Comercio de Madrid, Ángel Asensio, y Francisco Pérez Botello, presidente de Volkswagen Group España Distribución, socio Protector del Club Cámara Madrid.

En materia de movilidad verde, Ángel Asensio destacó los beneficios que reporta la nueva tecnología para el cambio climático y la mejora de la salud pública. “Es parte de nuestra responsabilidad social empresarial y un compromiso que debe dar respuesta a uno de los mayores problemas que tiene la sociedad con el actual modelo de desplazamientos de las grandes ciudades”. En este contexto, el responsable apostó por una cultura de movilidad urbana que afronte los retos de “reducir las emisiones más contaminantes, ser más eficientes y lograr un verdadero ahorro energético”.

Por su parte, el presidente de Volkswagen Group España Distribución recordó el compromiso que mantiene el Grupo Volkswagen con el Acuerdo de París, que pasa “por la movilidad eléctrica y la digitalización, y en ambos campos invertiremos 73.000 millones de euros en los próximos cinco años”. En lo referente al despliegue de la movilidad eléctrica en nuestro país, Pérez Botello citó tres barreras: “la accesibilidad, la escasa autonomía de las baterías y la insuficiente red de carga”, aunque, en su opinión, se está superando el primer obstáculo gracias a las ayudas del Plan Moves III y a la futura producción masiva de los eléctricos.

En cuanto a la autonomía de las baterías, el Grupo Volkswagen está trabajando para proporcionar una de ion de litio de estado sólido con una autonomía de 700 kilómetros y posibilidad de carga en diez minutos. Con respecto a la instalación de puntos de recarga, Pérez Botello señaló que el problema radica en las trabas administrativas, por lo que “se necesita una profunda revisión de la administración para buscar una fórmula para agilizar la expansión desde los 8.500 puntos actuales a los 120.000 que serán necesarios en 2025”.

Pérez Botello también analizó el papel del hidrógeno verde como una alternativa energética en la movilidad, ya que supone una oportunidad para “almacenar el exceso de energías renovables, para el transporte naval y el de mercancías de amplio recorrido”. Sin embargo, tras valorar el desarrollo de las nuevas generaciones de baterías, “no vemos el hidrógeno en los vehículos”, ya que hoy en día muestra una eficiencia “entre dos y tres veces menor” que el coche eléctrico, añadió.

Al mismo tiempo, Pérez Botello hizo hincapié en que “los nuevos motores de combustión son parte de la solución para el problema de la calidad del aire”. En sus palabras, “la manera más rápida para avanzar en la descarbonización” es seguir una estrategia de dos vectores: el impulso del coche eléctrico y la renovación del parque. En este sentido, la propuesta de fiscalización del automóvil que ha realizado Anfac incluye un nuevo impuesto basado en las emisiones para el parque circulante, facilitando la renovación de vehículos de más de diez años. “Si en Madrid pudiéramos eliminar de un plumazo los coches de más de diez años de antigüedad, reduciríamos las emisiones en más de un 60%”, señaló el presidente.

Otro punto destacado en el encuentro fue la transformación del urbanismo en la nueva movilidad. “Las ciudades van a cambiar muchísimo con la llegada del coche autónomo”, afirmó Pérez Botello. El propio Grupo Volkswagen ya cuenta con prototipos y proyectos como Artemis, para Premium, y Trinity, para coches de volumen, enfocados al desarrollo de los eléctricos autónomos. A su juicio, los vehículos autónomos “van a llegar antes de la normativa que los regule, por lo que podrían empezar a verse a finales de esta década y permitirán reducir el espacio viario al 25%”. En este sentido, afirmó que “la tecnología está pero queremos llegar al 99,9% de la seguridad. El gran reto es que el coche sea totalmente autónomo y permita circular incluso a personas invidentes, de forma inclusiva. Necesitamos muchas decenas de miles de kilómetros de rodaje para acumular datos y que el algoritmo vaya aprendiendo”.

Hoy destacamos

Buscar en Posventa

Síguenos