La Guardia Civil retiró del interior de un vehículo que iba a ser desguazado en la localidad murciana de Alguazas una granada de mortero de 81 milímetros.

La Benemérita recibió un aviso sobre el hallazgo de un artefacto explosivo en el maletero de un coche que, días antes, había sido retirado en grúa por avería y tenía como destino final ser achatarrado.

Ante el hallazgo, acudió el Grupo Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos y Defensa Nuclear, Radiológica, Biológica y Química (GEDEX-NRBQ) que vieron que el artefacto se encontraba inerte, por lo que no contenía explosivo alguno, y finalmente fue retirada.