No cabe duda de que la carrocería es un signo distintivo para cualquier vehículo. Como también lo fue para el Pontiac Deluxe Six Plexiglás, que fue presentado en 1939, el primer automóvil completamente transparente fabricado en Estados Unidos, tal y como explica Filo.news en su web.

Construido con plástico acrílico, hacía visibles muchas de las partes del modelo, y se presentó en la exhibición “Highways & Horizons” de la Feria Mundial de Nueva York de 1939 de General Motors. El también conocido como “ghost car” apareció un año después en la Feria Mundial de 1940 con un frontal rediseñado. Allí se informó que el chasis se fabricó en conjunto con Rohm & Haas, la empresa química que había desarrollado recientemente el plexiglás, el primer producto de lámina acrílica transparente del mundo.

La idea detrás del modelo era mostrar todo lo que implica la fabricación de un automóvil en una época en la que la industria del automóvil estaba en plena expansión. Desde 1942 hasta 1947 se mantuvo en exhibición en el Instituto Smithsonian. Sin embargo, tras la Segunda Guerra Mundial, el público que lo veía consideraba que el estilo del automóvil estaba obsoleto y se reemplazó.