En su cuarta visita a París, la Fórmula E promete altas dosis de rivalidad. Las primeras siete carreras de esta temporada han visto siete ganadores diferentes a los mandos de siete monoplazas distintos. El equipo Audi Sport ABT Schaeffler viaja a París con buenos recuerdos. En 2016, Lucas di Grassi ganó la primera carrera de Fórmula E celebrada en la capital de Francia. Y el año pasado, el brasileño terminó segundo en el circuito alrededor del Dôme des Invalides.

La Fórmula E es una serie de carreras FIA para automóviles completamente eléctricos. En 2018/2019, la quinta temporada de la Fórmula E, son once equipos y 22 pilotos los que están en la parrilla. Esta categoría compite por todo el mundo en circuitos temporales situados en los centros de metrópolis como Hong Kong, Berlín y la ciudad de Nueva York. Desde el 15 de diciembre de 2018 hasta el 14 de julio de 2019, el Campeonato de Fórmula E ABB FIA ofrecerá un total de 13 asaltos en doce sedes diferentes. Cada carrera dura 45 minutos, más una vuelta.

Schaeffler es uno de los cofundadores y uno de los participantes más exitosos de la Fórmula E. En 2016/2017, el Equipo Audi Sport ABT Schaeffler ganó el título de pilotos (Lucas di Grassi) y en 2017/2018, el campeonato por equipos (Lucas di Grassi / Daniel Ab). Schaeffler ha estado aportando su know-how al desarrollo del conjunto propulsor desde 2015, demostrando su experiencia en tecnologías de futuro y presentando soluciones para la movilidad sostenible del futuro desde la competición.

En su quinta temporada, la Fórmula E está comenzando su segunda era. La innovación más visible para 2018/2019 es que cada piloto tiene solo tiene un automóvil para la carrera. La razón es que los coches de esta segunda generación llevan una batería con capacidad suficiente para correr toda la carrera, a diferencia de antes que tenían que ser sustituidos. Además, como novedad a partir de esta temporada, los bólidos exhiben un nuevo diseño futurista, sin alerón trasero y con el sistema de protección Halo que se encuentra sobre la cabina.

El nuevo Audi e-tron FE05 fue desarrollado meticulosamente por Audi Sport y Schaeffler teniendo en cuenta los nuevos desafíos técnicos y estratégicos. La unidad propulsora, llamada Audi Schaeffler MGU03, pieza central del Audi e-tron FE05, fue desarrollada conjuntamente por ambos socios tecnológicos. El 95% de todos los componentes propulsores son nuevos, lo que ha supuesto un ahorro de peso del 10%. El Audi Sport ABT Schaeffler equipa con sus Audi e-tron FE05 a Lucas di Grassi y a Daniel Abt.