El ingeniero Joe Harmon ha construido un coche de madera completamente funcional, con un sistema de seis marchas y más de 650 caballos de potencia. Bajo el nombre de "Splinter", el coche es una realidad después de ocho años de trabajo de su creador, tres de ellos para su planteamiento y cinco para su construcción, informa el portal Xataca.com.

Presentado en la última edición del pasado Essen Motor Show en Alemania, en diciembre de 2015, este coche de madera está inspirado en un Havilland Mosquito, un avión de la Segunda Guerra Mundial que batió récords de velocidad, siendo construido totalmente en madera, explica Harmon en su página web, quien inició este curioso proyecto después de graduarse en la universidad en Carolina del Norte (Estados Unidos).

Aunque lo visible es lo que sería la carrocería, la madera es también el componente fundamental del chasis e, incluso, de las ruedas. El estilo elegido es el diseño deportivo, mientras que las puertas se abren hacia arriba como algunos modelos de Lamborghini, McLaren o Ferrari.