Muchos de los artesanos e ingenieros más talentosos del Reino Unido dieron los últimos toques al primero de una nueva, pero ya conocida serie de coches deportivos Aston Martin, como el primer coche del programa DB5 Goldfinger Continuation, y que salió de la cadena de producción la semana pasada y se convierte en el primer DB5 nuevo que construye Aston Martin en más de medio siglo.

Apodado "el coche más famoso del mundo" y reconocido como uno de los modelos clásicos de Aston Martin más deseados y solicitados, el DB5 se ha convertido en un sinónimo de estilo atemporal y atractivo entre los coches deportivos. Entre 1963 y 1965 se construyeron 900 unidades de este modelo, siendo así el mítico agente secreto, James Bond, el más famoso del mundo entre sus propietarios, el cual condujo por primera vez el coche en la película de 1964, Goldfinger, y hasta el día de hoy continúa estrechamente unido a él.

Ahora, 55 años después del último DB5 nuevo, con el primer modelo ya fuera de la cadena de producción en la entonces base de fabricación global de Aston Martin en Newport Pagnell, -Buckinghamshire-, se está comenzando a trabajar en un número estrictamente limitado de nuevos modelos de DB5. Creado junto con la productora de películas de Bond, EON Productions, y con un amplio conjunto de artilugios de trabajo que se vieron por primera vez en la película, los coches Aston Martin DB5 Goldfinger Continuation suponen, realmente, un hito histórico en la fabricación.

Además de ser enormemente significativos como nuevos DB5, los coches que se están construyendo este año son excepcionales en la medida en que cuentan con “dispositivos de espía” similares a los que se veían en los coches utilizados para el rodaje o la promoción de las películas de James Bond. Los nuevos modelos incluyen una serie de dispositivos funcionales creados por el supervisor de efectos especiales de las películas de Bond, Chris Corbould OBE.

La lista de dispositivos inspirados en James Bond incluye, en el exterior, sistema de pantalla de humo trasero, sistema simulado de entrega aceite trasero, placas de matrícula giratorias delanteras y traseras (placas triples), ametralladoras simuladas de doble frente, escudo trasero resistente a las balas, arietes delanteros y traseros, simulador de neumáticos y panel del techo del asiento del pasajero extraíble (equipo opcional).

En el interior, dispone de mapa con radar simulado de seguimiento de pantalla, teléfono en la puerta del conductor, botón actuador en pomo de engranaje, reposabrazos y consola central de conmutación montada en la consola central, armas ocultas bajo el asiento/bandeja de almacenamiento y mando a distancia para la activación del sistema.

Cada uno de los 25 coches nuevos son reproducciones auténticas y meticulosamente detalladas del DB5 que se vio en pantalla, con algunas modificaciones y mejoras para asegurar los altos niveles de calidad, de construcción y de fiabilidad. Todos los coches de la edición de Goldfinger están siendo construidos con una sola especificación de color exterior, la pintura Silver Birch, igual que el original.

Los coches presentan paneles de carrocería de aluminio del mismo estilo original de DB5, que ocultan una auténtica estructura de chasis de acero templado. Bajo el capó, hay un motor de 4,0 litros de aspiración natural de seis cilindros en línea con una cabeza de seis bujías, tres carburadores SU y un refrigerador de aceite, que es capaz de generar del orden de 290 CV. Esto va unido a una transmisión manual ZF de cinco velocidades en el DB5 de tracción trasera, que también cuenta con un diferencial mecánico de deslizamiento limitado.

Los frenos de disco hidráulicos servoasistidos tipo Girling, la dirección de cremallera y piñón -que no cuenta con asistencia-, y una configuración de la suspensión que comprende unidades de bobina sobre resorte y amortiguador con barra estabilizadora en la parte delantera, así como una suspensión trasera de eje vivo con brazos de radio y acoplamiento de Watt, completan el espectacular paquete.

Las primeras entregas de la Continuación DB5 Goldfinger a los clientes han comenzado y continuarán hasta la segunda mitad de 2020.