La pinza B-M8 Brembo es una monobloque de ocho pistones con cuatro pastillas, que se puede utilizar con discos de dimensiones extremas, hasta 420 mm x 40 mm. Esta nueva pinza ha sido concebida para los sistemas de frenos delanteros de los vehículos pesados, los SUV y las berlinas de grandes dimensiones y altas prestaciones, entre ellas, Ford F-Series y serie Expedition, Dodge Ram, Toyota Tundra, Nissan Frontier, Land Rover, Range Rover, SUV Mercedes-Benz y Porsche Cayenne.

Al ser una de las pinzas más grandes jamás fabricada por Brembo, con dimensiones de 40,13 x 14 x 18,03 cm, el diseño de la B-M8 ha requerido más de mil horas de trabajo, incluyendo la prueba en el vehículo y el desarrollo de la tecnología de forjado. La B-M8 está certificada para pares de frenado de hasta 5700 Nm.

Las pinzas B-M8 se ha obtenido mediante un proceso de fundición con tecnología 4D, empleado por primera vez en la producción de pinzas para automóviles con una técnica que ha permitido a Brembo realizar un diseño diferente respecto a las soluciones típicas empleadas para este tipo de producto. Con esta tecnología, la pinza presenta características técnicas que generalmente ofrecen las pinzas de competición mecanizadas de una sola pieza o forjadas. La B-M8 se funde con las canalizaciones de fluido internas y no emplea las conexiones tradicionales con tubos rígidos externos. El tapón de ventilación, invisible, se integra mejor en el diseño global y garantiza una mayor seguridad y libertad de estilo.

La pinza B-M8 está disponible en cuatro colores: rojo, amarillo, negro y, por primera vez, blanco, además de algunos colores “opcionales”. La pinza “gemela”, la B-M4, se puede utilizar con discos de hasta 380 mm x 30 mm, y emplearse tanto en los sistemas traseros de vehículos más grandes como en los sistemas delanteros de vehículos relativamente más pequeños.

Desarrollada para aumentar las prestaciones globales en fase de frenada, la B-M8, que cubre las grandes aberturas de las ruedas de 22 pulgadas de los vehículos pesados y de los automóviles modernos, presenta una potencia de frenado constante en condiciones de uso intensivo. Las cuatro pastillas de la B-M8 permiten utilizar una mayor superficie de frenado, mejoran las prestaciones y el desgaste de la pastilla y transmiten al conductor una sensación de “mordida” más intensa.