El Reglamento europeo que establece los estándares de emisión de CO2 para los vehículos pesados nuevos, en vigor desde 2019, especifica que los fabricantes de vehículos deben reducir las emisiones de CO2 de los vehículos cubiertos por esta norma en un 15% para 2025 y en un 30% para 2030, utilizando el periodo de referencia de julio de 2019 a junio de 2020.

Junto con la presión de los neumáticos, la configuración del vehículo y la distribución de la carga, la resistencia a la rodadura de los neumáticos juega un papel decisivo en la determinación del consumo de combustible y, por tanto, de las emisiones de CO2. Para hacer ese proceso más transparente, Continental proporciona información detallada en su página web y acaba de añadir a su oferta online una calculadora de CO2 y consumo de combustible, diseñada para permitir a los operadores de flotas calcular cuánto ahorrarán en términos de emisiones al elegir los neumáticos de Continental adecuados para sus aplicaciones específicas.

El desarrollo de esta nueva herramienta se basó en el método de cálculo VECTO. En el microsite, los usuarios descubrirán cómo funciona VECTO y conocerán el impacto de la resistencia a la rodadura en el consumo de combustible y los costes asociados. La calculadora ofrece una ilustración de la diferencia que pueden marcar los neumáticos en los esfuerzos por reducir las emisiones de CO2.

Cuando un vehículo está en movimiento, los neumáticos están expuestos a una serie de fuerzas diferentes que hacen que se deformen y recuperen su forma continuamente. En este proceso, conocido como histéresis, se pierde energía, es decir, se disipa en forma de calor. La histéresis es una de las principales causas de la resistencia a la rodadura de los neumáticos. Para superar la resistencia a la rodadura y mantener el impulso del vehículo, se necesita más energía en forma de combustible.

Por tanto, la resistencia a la rodadura es un factor importante para determinar el consumo de combustible de un vehículo y las emisiones de CO2 asociadas. Esto demuestra lo importante que es seleccionar los neumáticos adecuados para el perfil de la actividad del vehículo, ya que, junto con el kilometraje, el agarre y la robustez, la resistencia a la rodadura es un factor clave para determinar el rendimiento de un neumático.

El funcionamiento de la calculadora es el siguiente: el cliente comienza introduciendo el perfil de actividad o tarea de cada vehículo. A partir de los datos proporcionados de telemetría, carga útil individual y la aplicación del vehículo, la calculadora utiliza esos datos para determinar cuánto combustible consumirá el vehículo con cada tipo específico de neumático, y muestra las diferentes cifras de consumo de combustible de cada línea de neumáticos en función de la aplicación.

Por otro lado, la plataforma “Buscador de Neumáticos” ayuda a los gestores de flotas a elegir los productos adecuados para sus operaciones de largo recorrido o de distribución regional. Los requisitos básicos de la flota se analizan en dos pasos antes de que el buscador recomiende una línea de neumáticos adecuada. En primer lugar, la herramienta distingue entre la eficiencia del combustible y el kilometraje de los neumáticos. El segundo paso tiene en cuenta el perfil de actividad diaria a partir de preguntas como “¿Operan principalmente en autopistas o en carreteras regionales?” “¿El camión suele realizar transportes de larga distancia o entregas de corto recorrido?”. El Buscador de Neumáticos informa al cliente sobre la cartera de neumáticos y las características de cada uno de ellos y, a continuación, el cliente decide qué tipo de neumático es el más adecuado para su negocio.