El director de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive), Arturo Pérez de Lucía, augura un crecimiento importante del parque móvil de este tipo de vehículos entre los particulares en dos años, que llevará a este mercado a un despegue "en vertical".

 

En este sentido, el dirigente defiende que la implantación del vehículo eléctrico está siendo "normal", como en cualquier otra tecnología "disruptiva" y de la misma manera que se ha producido con la telefonía móvil.

Pérez de Lucía recalca que las desorbitadas expectativas que se plantearon en 2009 cuando se comenzó a impulsar el mercado del vehículo eléctrico no se han cumplido ni en España ni en ningún país, pero su desarrollo está siendo el habitual en este tipo de tecnologías.

Opina asimismo que la implantación del vehículo eléctrico está en un punto "valle" y, cuando se superen los condicionantes, el crecimiento será "hacia arriba".

De hecho, destaca Pérez de Lucía, en el sector de flotas profesionales el desarrollo ha sido "bastante notable", así como para servicios logísticos y de mantenimiento urbano porque es más económico que el motor de combustión.

No obstante, en el caso de los particulares, el elevado precio de los vehículos cuando arrancó su venta y las creencias sobre una limitada autonomía han impedido su desarrollo.