La Asociación de Empresarios de Automoción de Guipúzcoa (Aega) ve con optimismo el futuro, pese a que la situación actual es sumamente compleja. De hecho, las previsiones son cerrar el año con la venta de unos 11.000 turismos, lo que supondría un incremento del 26,5% respecto al año pasado.

Su secretario general, Juan María López Osa, señaló que se han matriculado un total de 4.193 turismos, frente a los 3.124 de 2013. Admite, seguidamente que una gran parte de este impulso se debe a los Planes Pive.

A pesar de la gran dependencia del sector a dichas ayudas, López Osa se muestra optimista, porque entiende que "estamos ante un cambio de ciclo". Con todo, espera que las mismas continúen, entre otras cosas, porque por cada euro que se invierte retornan a las arcas públicas un mínimo de 2,16 euros.

Remarcar que en Guipúzcoa, el año pasado continuó la reducción de los talleres, hasta situarse en 664 frente a los 770 que había hace unos años. No obstante, el sector ha mantenido el empleo, con 3.022 trabajadores. Además, el dirigente destacó que empiezan a demandar mano de obra preparada, para lo que van a fortalecer los contactos y la colaboración con los centros de FP.