Una docena de marcas han comprometido su asistencia al Salón del Automóvil de Madrid que se celebrará del próximo 24 de mayo al 3 de junio en el recinto ferial de Ifema. El certamen ha sido rescatado "in extremis" por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que se ha reunido con los principales importadores para convencerles de la necesidad de participar en el evento sectorial.

Al final, BMW, Mini, Mercedes, Smart, Volvo, Infinity, Ferrari, Honda, Isuzu y Hyundai han confirmado su participación en la feria, lo que evitará la suspensión de la presente edición, uno de los riesgos que planeaba antes de la reunión.

Aunque entre los asistentes no figura ningún fabricante de vehículos en España, las marcas representadas han quedado satisfechas con el compromiso adquirido por el ejecutivo autonómico madrileño y la organización ferial. En síntesis, Ifema mantendrá intacto el presupuesto de promoción para el evento, lo que garantiza que los asistentes obtendrán el nivel de tráfico a los concesionarios suficiente para amortizar el gasto que representa la asistencia. También se ha puesto sobre la mesa la necesidad de movilizar al máximo de representantes del Gobierno central en los actos que se celebrarán alrededor del salón para obtener la máxima repercusión, según un asistente.

En el transcurso de la reunión también se ha decidido mantener el simposio habitual del sector pero con la condición de mejorar la calidad de los ponentes. "Al final las marcas del segmento alto estarán todas, que son las que prestigian un salón", ha señalado otro de los asistentes a Economía Digital.

Los expositores no obtendrán ningún precio especial por parte de Ifema, ni bonificaciones o exenciones fiscales especiales. La institución ferial sí se ha comprometido a realizar más actividades relacionadas con el sector para lograr la atracción de público.

Uno de los elementos que ha planeado durante el encuentro de las marcas automovilísticas y la presidenta madrileña ha sido la ausencia de las marcas que producen en territorio español y, en concreto, del grupo Volkswagen. Al Ejecutivo madrileño le parece poco adecuado que Seat, Audi, Volkswagen y Skoda hayan plantado esta feria, "puesto que supone el principal mercado de España en términos de volumen", según ha señalado uno de sus integrantes.

Vía | Economía Digital