Desde Altaller.es hicieron un comentario sobre una información publicada en nuestra web "Los boxes de alquiler y la economía sumergida en la Sexta". En ese comentario planteaban que "el alquiler de espacio para la autoreparación es una oportunidad de negocio para el taller. Existe un sector de clientes que buscan la autoreparación como una manera de ahorrar o como una diversión, es una realidad que cada vez se ira imponiendo. Ante esto existen dos estrategias denunciarlo y criminalizarlo o aprovecharlo como una nueva linea de negocio para el taller" Finalmente invitaban a nuestros lectores a conocer su planteamiento.

 

Nos ha parecido justo darles la oportunidad de exponer sus planteamientos. Para ello reproducimos a continuación sus explicaciones:

"Si eres un particular, deberás tener unos conocimientos previos sobre la materia porque sino la tragedia esta asegurada y al final todo sera mucho más caro. En el caso de tener conocimientos podemos alquilar un box y hacerlo nosotros mismos, ahorrándonos un dinero considerable. Por otro lado, si te gustan los coches y la mecánica en particular disfrutarás como un enano, siempre que no sea una reparación complicada. Hay que tener presente que estas reparaciones no tienen garantía con lo que hay que estar muy seguro de lo que uno va hacer.

En los últimos años, han aparecido muchos negocios que únicamente alquilan el espacio con los elevadores y las herramientas. Solo con eso no es suficiente, es determinante que haya un mecánico que en un momento dado pueda ayudarte a solucionar un problema y supervise la reparación. Es nuestro consejo. En nuestro portal, solo los talleres que acreditan tener un mecánico para ayudar con cualquier problema, son los que tenemos dados de alta. Como ejemplo tenemos a Bricobox, taller de referencia en el alquiler de boxes".

"Si eres un taller, tal vez haya que ver el alquiler de espacio dentro del taller como una nueva oportunidad de negocio, es cierto que no deja el mismo beneficio, pero también es verdad que genera mucho menos gasto y es un incentivo más atraer publico al taller. El que hoy sea un cliente con un presupuesto reducido, mañana puede ser un cliente para una operación más complicada y siempre hay la posibilidad de vender algún repuesto. No hay que olvidar por último, que si hay espacio en el taller que sobra, puede ser una gran idea, tanto para el cliente como para el taller".