La Asociación Nacional de Comerciantes de Equipos, Recambios, Neumáticos y Accesorios para Automoción (Ancera) reclama a la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, la inclusión del sector de la distribución de recambios de automoción en el paquete de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia del Covid-19 aprobadas por el Gobierno y recogidas en el Real-Decreto Ley 5/2021, de 12 de marzo, publicado en el BOE el pasado 13 de marzo.

El proyecto de ayudas para reforzar la solvencia de autónomos y empresas moviliza 11.000 millones de euros mediante subvenciones, reducción de costes y refuerzo de su capital pero, según Ancera, no incluye entre sus beneficiarios a la distribución de recambios de automoción. Un sector que da empleo a más de 45.000 trabajadores y que en el último año, como consecuencia de la crisis derivada del Covid-19, ha perdido 2.250 de ellos, lo que supone un descenso del 5%.

Dado que el objetivo del plan es proteger el tejido productivo, mantener el empleo y evitar un impacto estructural en la economía, la patronal recuerda a la ministra Calviño que el comercio de recambios mueve cerca de 13.000 millones de euros anuales de los que más de 1.500 millones de euros se han perdido en este último ejercicio. En este sentido, Ancera insta al Gobierno a “garantizar el mantenimiento de los negocios viables que atraviesan momentos complicados como consecuencia de la crisis sanitaria en la que está inmersa el país”.

Carlos Martín, secretario general de Ancera, recuerda que “Ancera representa la totalidad del sector de la comercialización independiente de piezas de automóvil en España, que consta de alrededor de 3.200 puntos de venta que, a su vez, distribuyen y ayudan a más de 40.000 pymes (talleres de automoción) que facturan cerca de 13.000 millones de euros y dan empleo a 145.000 profesionales”.

Por su parte, José Luis Bravo, presidente de la patronal, añade que “el sector de la distribución se ha puesto a disposición del Gobierno durante todos los meses de pandemia y ahora es el momento de que se muestre apoyo a este imprescindible de la automoción, que forma parte de los cimientos de la economía española”.

Cetraa, Conepa y Ganvam se unen a la petición

Además de a la distribución de recambios, el Real Decreto-ley 5/2021, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial, tampoco incluye a los vendedores de vehículos ni a los talleres de reparación, según afirman desde las organizaciones Cetraa y Conepa, que representan los intereses de los talleres de reparación de automóviles, y la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (Ganvam).

Por ello, Cetraa, Conepa y Ganvam quieren poner de manifiesto la necesidad de incluir en el plan de ayudas a un sector crucial para la economía nacional, que da empleo a más de 350.000 personas y que representa cerca del 2% del PIB, con una facturación anual de más de 91.700 millones de euros y una aportación de más de 18.600 millones de euros al año a las arcas del Estado.Tras las quejas de numerosos sectores empresariales por haber quedado excluidos de las ayudas, la ministra Nadia Calviño, en recientes declaraciones, abría la puerta a realizar ajustes en la norma durante su tramitación en el Congreso.

Los presidentes de las tres entidades, Enrique Fontán (Cetraa), Ramón Marcos (Conepa) y Raúl Palacios (Ganvam), destacan que los talleres de reparación y los vendedores de vehículos han sufrido un gran desgaste desde que comenzó la pandemia y aún tienen por delante un futuro muy incierto. Las reparaciones han registrado una caída media de un 20%, pero la mitad de los talleres reportó descensos en su facturación superiores al 50% entre marzo y septiembre de 2020, y las ventas más de un 30%, por lo que, según declaran, “resulta de suma importancia la inclusión de estas empresas en el plan de ayudas para evitar que se vean obligadas a redimensionar sus estructuras y ajustar sus plantillas al no contar con el apoyo necesario”.