El director general de Peugeot España y presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles (Anfac), Rafael Prieto, desveló que la patronal ha propuesto la renovación del Plan Pima Aire para las ventas de vehículos comerciales, sin contemplar la inclusión de turismos ni de vehículos seminuevos.

El dirigente apuntó, en este sentido, que todavía no existe una confirmación de que se vaya a aprobar un nuevo Pima Aire, ni los términos en concreto, pero señaló que la propuesta de Anfac es que apoye especialmente a los vehículos comerciales.

No obstante, recordó la situación del segmento de las motocicletas, que también está experimentando un momento complicado de ventas y que está registrando un aumento significativo de la edad media de su parque, con el consiguiente riesgo para la seguridad vial.

Por otro lado, Prieto subrayó que una "asignatura pendiente" es la creación de un programa de ayuda al sector de los autobuses, que se podría crear con fondos del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Además, destacó que los 175 millones de euros de dotación presupuestaria con los que contará la quinta edición del Plan Pive no durarán el año completo y aseguró que en el período transcurrido desde el anuncio de este nuevo programa de incentivo se ha reducido la actividad comercial, a la espera de su arranque definitivo.

Prieto matizó no tener constancia de que se vayan a modificar los impuestos que afectan al sector del automóvil (matriculación y circulación), aunque aprovechó para solicitar la revisión y eliminación de la tasa de matriculación, por considerarla "anacrónica".