Además, incrementará el monto de estas ayudas, hasta los tres millones de euros, según explicó Garrido en una visita hoy a una instalación de puntos de recarga en Leganés en la que ha participado el vicepresidente ejecutivo de Anfac, Mario Armero. La asociación destaca la “estrategia integral de impulso al vehículo alternativo” que ha diseñado la Comunidad de Madrid. La región está llevando a cabo diversas iniciativas de apoyo a estos automóviles como los planes PIVCEM y PIAM para la renovación de vehículos comerciales de pymes y autónomos, así como las ayudas para la renovación de taxis. Además, también cuentan con planes de ayuda para la instalación de infraestructuras de recarga.

De este modo, la región se ha convertido en líder en la matriculación de vehículos eléctricos en España. De los 11.300 vehículos de este tipo que se han vendido en España entre enero y noviembre de 2018, casi 6.000 (5.947) se han matriculado en la Comunidad de Madrid, lo que supone el 52,5% del mercado total.

Tomando todas las matriculaciones de vehículo alternativo, Madrid también se mantiene a la cabeza, absorbiendo casi el 50% del total de las ventas de España. De las 31.000 unidades matriculadas, 15.000 han sido comercializadas en Madrid.

En este mismo sentido, Madrid está a la cabeza de la renovación del parque de turismos, con un 35% de la cuota de mercado de las matriculaciones en España. Se han vendido en la Comunidad más de 400.000 coches de los 1,22 millones de vehículos comercializados en lo que va de año en España. Para Mario Armero, “estas ayudas y planes suponen un incentivo de cara a que los usuarios se acerquen con confianza a los vehículos alternativos y se animen a adquirirlos. De este modo, trabajamos en la transición hacia una movilidad inteligente de cero y bajas emisiones”.