Tras la salida de Santiago González de Radsa, su puesto como vocal en la Junta Directiva de Cira, la asociación catalana de recambistas, quedaba vacante y ha sido asumido por Antonio Rayo, actual director general de Radsa y su administrador único. Rayo cuenta con una trayectoria profesional en diferentes sectores, en los que trabajó en proyectos relacionados con la maquinaria o el turismo antes de llegar a la posventa.

Desde Cira señalan que Antonio Rayo “viene a aprender y a aportar con su experiencia una visión desde fuera que ayude al colectivo de asociados y, en general, al sector aftermarket a que evolucione de manera sostenible”.