La Federación Provincial de Empresarios del Metal y Nuevas Tecnologías de Santa Cruz de Tenerife (Femete) muestra su apoyo total al nuevo plan integral de lucha contra la economía sumergida que acaba de aprobar el Consejo de Gobierno en Canarias.

"Ojalá sea el arma definitiva que acabe con una batalla que dura ya demasiados años, la del empleo no declarado y los comportamientos irregulares en el ámbito fiscal y que tantísimos daños y desequilibrios están provocando entre los empresarios o autónomos, además de lesionar los derechos de los trabajadores y afectar gravemente a los servicios públicos y a todos los ciudadanos, en general", apuesta.

Desde Femete, "esperamos que esta iniciativa se lleve a cabo de una manera coordinada entre varias consejerías especialmente con la colaboración de las organizaciones empresariales más afectadas".

En concreto, desde la Confederación Regional de Empresarios del Metal, ofrecen la dilatada experiencia llevada a cabo por sus Departamentos de Ayuda a la Legalización, que han conseguido que cerca de 3.400 empresas canarias dejen de permanecer en una situación clandestina y se regularicen, defendiendo así la competencia leal y legal.

Al mismo tiempo, han conseguido reducir la siniestralidad laboral, aumentar la seguridad y salud en los puestos de trabajo y también incrementar los ingresos públicos por vía recaudatoria.